• English (United States)
  • Español(Spanish Formal International)
Experiencias de misioneros Hermana Toloza - Misión Bolivia La Paz
Hermana Toloza - Misión Bolivia La Paz

"Traté de imaginar muchas veces cómo sería el CCM, pero creo que no lo pude haber sabido mejor sino hasta que lo viví. He sentido la presencia del Padre y del Hijo tan cerca, ha ingresado en mi corazón el deseo de enseñar por medio del Espíritu y realmente me he considerado un instrumento en las manos de mi amado Padre, me ha dado más conocimiento y he aprendido a oír los susurros de su santo espíritu. Es increíble como se fortalece y edifica nuestro testimonio, como sonríe nuestro rostro en cada momento del día, como sentimos el deseo de ser mejores y enseñar principios correctos, es el CCM un lugar muy especial para mí, es mi escuela, mi hogar y mi refugio, es donde me puedo sentir más cerca de mi Padre y adorarle sin pensar en el tiempo ni lugar.

 

"Traté de imaginar muchas veces cómo sería el CCM, pero creo que no lo pude haber sabido mejor sino hasta que lo viví. He sentido la presencia del Padre y del Hijo tan cerca, ha ingresado en mi corazón el deseo de enseñar por medio del Espíritu y realmente me he considerado un instrumento en las manos de mi amado Padre, me ha dado más conocimiento y he aprendido a oír los susurros de su santo espíritu. Es increíble como se fortalece y edifica nuestro testimonio, como sonríe nuestro rostro en cada momento del día, como sentimos el deseo de ser mejores y enseñar principios correctos, es el CCM un lugar muy especial para mí, es mi escuela, mi hogar y mi refugio, es donde me puedo sentir más cerca de mi Padre y adorarle sin pensar en el tiempo ni lugar. Aprovecho cada momento y no sé qué día es, solo sé que Él vive y deseo servirle con todo mi corazón, alma, mente y fuerza". "Bueno, tengo un sentimiento muy especial hacia quienes están esperando recibir la luz del evangelio, son mis hermanos y necesitan ayuda, necesitan mejorar sus vidas, obtener el perdón de sus pecados, y lo más importante es que el Padre los quiere de regreso en su presencia, deseo de todo corazón que todas aquellas personas que levantaron su mano apoyando el plan de Dios en el Concilio de los cielos, puedan conocer el mensaje y puedan vivirlo, convertirse y perseverar hasta el fin, saber que Él tiene su iglesia establecida en la tierra nuevamente, con los principios y ordenanzas que llevan a la exaltación y que hace posible que vivan como familias por siempre. Que sientan el gozo que siento en mi vida al tener el consuelo de saber que no importa las dificultades que vengan a mi, que Él esta a mi lado en cada momento y que volveré a sus brazos y sentiré mas fuerte que nunca su infinito amor, pero no quiero estar sola, quiero que ellos también estén ahí, disfrutando de la Gloria Celestial y la dicha de vivir felices eternamente". "A los jóvenes que se están preparando para salir a la misión les digo que consagren su vida a Dios y todo vendrá por añadidura. Hay muchas almas esperando conocer el evangelio correcto, personas que meditan y piden a Dios cada noche tener felicidad y saber a qué iglesia unirse. No permitan que esas almas se pierdan! Tenemos una deuda espiritual muy grande, debemos pagarla, Jesucristo pago por cada uno de mis pecados y en este momento sirvo con el deseo de expresarle cada día de mi vida, lo agradecida que me siento de saber lo mucho que me ama, y también por que estoy en deuda con Él, no imagino el dolor inmenso que tendríamos que sufrir si Él no hubiese pagado mis faltas. Amen a Dios por sobre todas las cosas y confíen en su brazo, den prioridad a lo que les beneficiará por la eternidad. Atesoren cada momento de preparación y recuerden: “Hacen falta mas soldados, íd con valor.¨ Por lo tanto, no tarden, hay personas que desean escucharles y Dios preparará el camino, lo sé firmemente en mi corazón, con amor en el nombre de Jesucristo. Amén".